19 de abril de 2011

Capítulo uno

Sentada en la cama, Julia, mira distraída por la ventana. La verdad es que su vida no es lo que ella quisiera. Nada de lo que tiene en este momento le interesa. Solamente quisiera correr, correr sin cansarse, sin parar y llegar lejos, acabar su camino en un lugar remoto, alejado de todo ser humano, alejado de todo lo que pueda hacerle daño. Quisiera volar alto, como en sus sueños, tan alto que alcanza las estrellas. Pero como alguien dijo una vez, «Los sueños, sueños son».
Y ahí la vemos, sentada, con un gesto pensativo en su cara, intentando matar el tiempo que parece congelado. Si tan sólo tuviera en su vida algo interesante, algo que llamara su atención, que llenara su vida vacía... Entonces, Julia se pregunta si queda algo de sentimiento en este mundo, ¿Qué ha ocurrido con el amor? con aquellos fuertes y pasionales romances como los de Romeo y Julieta, Tristán e Isolda, amores que emergen desde lo más profundo de nuestro ser y que nos hacen crecer, luchar, vivir...¿Es posible que no exista nada parecido? ¿Es posible que lo que más se asemeje a aquellos apuestos caballeros sean ahora esos idiotas engreídos que rondan por las discotecas en busca de una presa fácil? No, Julia se niega a creerlo, es imposible que algo tan bonito sólo exista en las películas. Ojalá algún día pueda demostrarse a sí misma que se equivocó. Mientras tanto, prefiere engañarse y, seguir soñando.

5 comentarios:

  1. Pues dile a Julia, de mi parte, que si descubre cómo encontrar un amor de esos, me lo cuente.

    ResponderEliminar
  2. precioso blog, escribes de maravilla, inevitable no seguirte ;)
    por cierto, me gusta mucho el personaje de julia

    ResponderEliminar
  3. Ahora no tengo mucho tiempo pero seguiré con Julia, tengo pensado escribir su historia.
    Muchas gracias! :)

    ResponderEliminar
  4. Bonito blog!

    te espero: izaskunfashionista.blogspot.com

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails